Al iniciar un negocio, los emprendedores se encuentran con la necesidad de establecer condiciones del contrato de locales en arriendo Bogotá, de manera que puedan lograr los acuerdos más beneficiosos para sí mismos y para las utilidades del proyecto. Son muchas las opciones que hay en el mercado, así como multiplicidad de factores a considerar que pueden influir de manera significativa en el proceso.

locales en arriendo Bogota

Si están planeando arrendar un espacio, hoy, desde Luis F. Camacho, Asesores Inmobiliarios, les damos algunos consejos de utilidad para que puedan negociar eficazmente sus contratos de locales, de manera que amabas partes salgan beneficiadas.

  1. Busquen y analicen. Este es el primer paso y el más fundamental como garantía de éxito. No se queden con la primera opción que encuentren o que les ofrezcan, porque Bogotá es una ciudad muy grande y hay muchas oportunidades de mercado para evaluar. En cuanto a la búsqueda del local u oficina y a la orientación acerca de los aspectos económicos, como importe de la renta y gastos, ustedes pueden acudir a portales inmobiliarios como el nuestro, donde pueden hacer un sondeo de los precios y las opciones más apropiadas. Además, pueden contactarnos para solicitar asesoría profesional. Nuestros 60 años de experiencia en manejo de bienes inmuebles nos respaldan.
  2. Espacio de acuerdo con la actividad a realizar. En segundo lugar, es esencial que estudien si el local u oficina que pretenden arrendar se puede destinar a las actividades que quieren desarrollar y si tiene licencia. Conversen al respecto con el dueño o con la inmobiliaria y pregunten qué garantías les pueden ofrecer.
  3. Verifiquen la información. Por otro lado, al momento de concretar arriendos en Bogotá es vital que comprueben que el propietario del establecimiento es efectivamente quien dice ser; y también deben revisar las características del local, como superficie y cargas. No está de más que conozcan si se trata de una sociedad mercantil y que cotejen los datos.
  4. Negocien la renta. El precio del arrendamiento es uno de los aspectos económicos más fundamentales del contrato. Para ello, y sin perjuicio del asesoramiento en cuanto a su importe, deben analizar si el precio que establece el contrato es justo, tomando como referencia las condiciones del espacio, su ubicación y el estrato. En determinadas ocasiones se puede negociar una renta fija junto con una renta variable en función de los beneficios. El monto acordado con el arrendador dependerá de la comunicación entre ambas partes y de lo perspicaces que ustedes, como clientes, puedan ser al momento de plantear sus argumentos.
  5. Pacten las garantías. Asegúrense de que todo lo que acuerden quede plasmado en papel, firmado y notariado en un registro público. Por lo general, los contratos de arrendamiento se suelen pactar con un depósito en garantía, un aval bancario y una carta de un fiador finca raíz.

En Luis F. Camacho somos una de las mejores inmobiliarias en Bogotá, porque contamos con un equipo de asesores expertos que podrán orientarlos para que encuentren la alternativa justa que ustedes están buscando. Para mayor información, visiten hoy nuestro sitio web y pónganse en contacto con nosotros.